Buscar

Alvarado, Reinaldo

Traducido por: Valeria Ibarra

Nacido en 1990, “Reinaldito” es un niño prodigio que aún está estudiando en el colegio en Coamo, Puerto Rico. Comenzó cantando a la edad de seis años en eventos escolares.

Cuando tenía diez años, compitió y ganó “El Concurso de Trovadores para Niños”, un segmento del programa de televisión “Otra Cosa”. También ha participado por los últimos cuatro años en el “Festival de Niños Trovadores”, que toma lugar el 25 de Diciembre cada año en el Barrio Los Llanos en Coamo.

En Septiembre del año 2001, comenzó a crear un disco, el cual completó en Noviembre de ese mismo año. Alvarado tomó clases con Alfonso Sanabria de Salinas, Puerto Rico, para desarrollar y perfeccionar “La Décima Escrita”, un estilo de cantar folclórico típico de las montañas de Puerto Rico. Reinaldito con la ayuda de Sanabria y su padre, ha colaborado en la composición de las décimas que canta.

En Junio del 2002, comenzó a crear su segundo álbum, Un Gigante En La Cultura. Completó el disco en Julio de ese mismo año. El disco salió a la venta en Puerto Rico en Septiembre del año 2002 y contenía la canción principal, Un Gigante En La Cultura. En Septiembre del año 2002, Alvarado también fue invitado a una audición para el papel de Héctor Lavoe (cuando niño), en una producción cinematográfica basada en la vida del exitoso cantante de salsa. Fue seleccionado para el papel y actualmente está grabando para dicha película en el sector Bélgica de Ponce, Puerto Rico, donde nació el cantante. Este proyecto debería haber finalizado en Diciembre del año 2002.

Alvarado también canta en numerosas fiestas patronales que se dan en la isla. En el año 2001, participó en la Agroferia Picú por tres de los cuatro días de duración de la feria.

En Enero de 2003, dejó la isla por primera vez en su vida, para tocar en el primer festival de cuatro en Las Vegas, donde fue aplaudido por muchos.

Demostrando una madurez mas allá de su edad, Alvarado fue el invitado principal para las fiestas patronales en la noche del Sábado anterior al mundialmente famoso Maratón San Blas. Tranquilamente, cantó frente a una orquesta de 25 piezas, con un público de más de 70,000 personas. Los críticos Puertorriqueños quedaron encantados con su actuación, y Alvarado ha dejado de ser el secreto mejor guardado de Coamo.

Anuncio