Buscar

Orquesta La Selecta

Contribuido por Raphy Leavitt

Desde 1966, Raphy Leavitt había asumido el rol de director al formar su propia agrupación musical, Los Señoriales, la que luego llamó La Banda Latina, dedicándose a interpretar canciones tradicionales de la música popular y uno que otro éxito de las orquestas salseras que se habían puesto de moda. Un fiel y asiduo admirador de los ritmos tropicales, sintió una preocupación genuina por la “salsa” cuando algunos acusaron al género de no aportar nada constructivo a la cultura del país.

En el verano de 1970, luego de haber completado sus estudios en la Universidad de Puerto Rico, Raphy reunió a los integrantes de su agrupación para comunicarles sus nuevas aspiraciones en la música. Mientras conversaba con ellos, pudo notar en el rostro de aquellos muchachos expresiones de inseguridad y tristeza, pues comprendieron que a La Banda Latina le había llegado su final. Raphy comenzaba una nueva etapa de creatividad asumiendo las responsabilidades de compositor y de arreglista. Así, en 1971, fundó la Orquesta La Selecta, una orquesta totalmente diferente, con estilo original, sonido único y un repertorio “selecto” de canciones enfocadas a despertar la conciencia de un pueblo en su lucha por la justicia social.

En sus comienzos, La Selecta estuvo integrada por diez jóvenes puertorriqueños, a saber: Raphy Leavitt (fundador, director, compositor, pianista y arreglista), Sammy Marrero (cantante), Luisito Maisonet (trompetista), Richard López y Franky León (trombonistas), Jimmy Sánchez (bajista), Nelson Ramos (timbalero), William “Kidland” Marcano (conguero), Felipe “Felo” Román (bongosero), y Carlos “Cao” Sánchez ("bandboy").

A nivel comercial, se dieron a conocer bajo el sello Discos Borinquen, para el cual realizaron nueve producciones discográficas. Siguiendo la recomendación del Sr. Luis Raúl Striker, reconocido locutor de la radio puertorriqueña, el Sr. Darío González, (presidente de Discos Borinquen) en unión al Sr. Eduardo Cuervo (gerente, distribuidor y promotor de Discos Borinquen en Nueva York) y el Sr. Benito “Tin” Valdés (vice-presidente de Discos Borinquen) se dió a la tarea de grabar a aquellos jóvenes sobre los cuales el Sr. Striker había comentado: “¡Esos sí son diferentes. No pierdas tiempo y grábalos!”. Su discografía para Discos Borinquen incluye:: Payaso (1212), Mi Barrio (1221), Jíbaro Soy (1236), Herido (1269), A Recorded Inferno (1294), De Frente a la Vida (1311), Con Sabor a Tierra Adentro (1335), Cosquillita (1365), Soledad (1387), Éxitos Originales, Vol. I (1541), Éxitos Originales Vol. II (1550), 12 Boleros (1599), dos temas en 20 Éxitos Navideños-La Salsa de Borinquen (1248) y el más reciente compendio en doble disco compacto Raphy Leavitt y su Orquesta La Selecta-30 Años de Éxitos (DG-1610).

En 1971, La Selecta sentó el precedente de ser la primera orquesta de “salsa” en ocupar la primera posición en los “hit parades” de Puerto Rico por doce semanas consecutivas con el bolero-montuno “Payaso”, composición original de Raphy que dió título a su primera grabación. Paulatinamente cada uno de los temas en esta producción, compuestos también por Raphy, pegaron en la radio. Así, desde su comienzo La Selecta demostró que no era un meteorito fugaz destinado a desaparecer, sino que continuaría brillando como toda una estrella porque tenía luz propia. Obtuvieron su primer 45 de Oro y LP de Oro, máximos galardones otorgados por las ventas de discos en la década de los años setenta.

La Selecta lanzó su segunda producción discográfica en 1972 bajo el título “Mi Barrio”. Con esta grabación establecieron otro precedente en la radio puertorriqueña. Nunca antes, dos canciones interpretadas por el mismo artista ocuparon a la misma vez el primer lugar en todos los “hit parades”: “Amor y Paz” (Raphy Leavitt), y “Destino Humano” (Felo Román). Esta grabación también contiene los éxitos “Soldado”, “Mi Barrio”, “El Solitario”, de la autoría de Raphy, y “Oye mi Bongó”, de Luisito Maisonet.

En sus primeras dos grabaciones, La Selecta había interpretado con éxito los ritmos del bolero, el son montuno y el guanguancó. Sin embargo, Raphy estaba consciente de que la música autóctona puertorriqueña se había quedado rezagada ante la popularidad que alcanzaron los ritmos afro-antillanos. Su amor patrio y su deseo inagotable de defender los valores culturales de su tierra lo motivaron a componer otro de sus super-éxitos internacionales “Jíbaro Soy”, título con el cual identificó su tercera grabación en el año 1973. En “Jíbaro Soy”, Sammy Marrero demostró que, además de ser bolerista y sonero, tenía la capacidad y el conocimiento para interpretar con éxito la música típica puertorriqueña.

Una vez más, La Selecta sentó la pauta al ser la primera orquesta salsera en lograr incorporar la décima puertorriqueña y el seis chorreao al género. Más aún, con esta composición lograron marcar un periódo de afirmación nacional en la salsa de los 70.

En este album, Félix (Dino) Guy Casiano, interpretó los boleros “Perdóname Cariño” y “Consentida” y la voz requinta en los coros de la orquesta.

En ese mismo año, La Selecta grabó la plena-aguinaldo “Parranda Selecta” (Raphy Leavitt) y la bomba-aguinaldo “Fiestas de Navidad (Tony Cintrón / Raphy Leavitt). Estos dos temas fueron incluidos en la producción titulada “La Salsa de Borinquen en Navidad” ("20 Exitos Navideños-La Salsa de Borinquen"), una compilación de canciones navideñas interpretadas por los artistas de Discos Borinquen. Con estas dos composiciones, Raphy Leavitt pudo demostrar una vez más que la música típica puertorriqueña se podía integrar con éxito al género de la “salsa”.

Desde sus comienzos, el éxito de La Selecta no se circunscribió a su tierra natal, Puerto Rico. Como una ola gigantesca, su música se desplazó por todo el Caribe hasta Centro y Sur América, dirigiéndose hacia el norte a las comunidades de habla hispana en la nación americana, cruzando el Atlántico hasta el continente europeo y Africa, prosiguiendo luego hasta Japón.

Este éxito se vió interrumpido cuando, el 28 de octubre de 1972, cinco integrantes de la orquesta tuvieron un accidente de tránsito fatal mientras viajaban de Nueva York hacia Connecticut, donde harían una presentación. En este accidente perdieron sus vidas el Sr. Jesús Ruiz, chofer del vehículo, y Luisito Maisonet, trompetista de la orquesta. Raphy Leavitt estuvo al borde de la muerte al sufrir una contusión cerebral que lo mantuvo semi-inconsciente por cuatro meses y una fractura masiva en su cadera que requirió seis meses de hospitalización. Richard López, trombonista, fue operado de una fractura del fémur izquierdo y dado de alta a los tres meses de tratamiento. Franky León, trombonista, y William Marcano, conguero, fueron atendidos por fracturas en rodilla y mano, respectivamente.

Durante los primeros cuatro meses de su hospitalización, el Dr. Gary Gallo, médico a cargo de un equipo de nueve especialistas asignados a Raphy, había prohibido que se le informara a su paciente sobre la muerte de Luisito, ya que existía la posibilidad de que éste quedara en trauma para el resto de su vida. Mas, sin embargo, según pasaba los días y las semanas postrado en aquella cama del hospital, Raphy tuvo una serie de sueños y visiones que lo ayudaron a fortalecerse emocionalmente para aceptar la realidad de aquel trágico suceso. Tuvo la visión de una cuna blanca, visión que le era imposible comprender pues desconocía lo que había sucedido. ¡Cuantas veces regañó a Luisito en sus sueños, al verlo vestido de negro mientras La Selecta lucía uniformes brillantes! Y aún recuerda la última vez que soñó con su compañero… sumido en un sueño profundo, despertó al escuchar el sonido brillante de una trompeta… Al abrir sus ojos vió a Luis, quien se despidió comunicándole: “Ahora sí te voy a ayudar… ahora soy espíritu”.

Era ya febrero de 1973, y mientras observaba la nieve caer desde la ventana de su habitación en el hospital, Raphy comenzó a componer los versos de despedida que no le pudo ofrecer a su compañero en su sepelio. “La Cuna Blanca” es la descripción metafórica del ataúd donde se depositaron los restos de aquel compañero que, aunque pequeño en estatura, fué un gigante por su humildad y nobleza de corazón.

En Puerto Rico y en el extranjero, “La Cuna Blanca” se ha convertido en un himno que el pueblo interpreta en los entierros de sus seres queridos. Año tras año, siempre ha sido, de los clásicos de la “salsa”, la canción más solicitada en las estaciones de radio. Esta composición fue incluída en el album titulado “Jíbaro Soy”, por el cual La Selecta obtuvo su segundo Disco de Oro. Por ambas composiciones, Raphy Leavitt fué seleccionado “Compositor del Año” y galardonado con el “Busto de Oro-Rafael Hernández” en Puerto Rico. En la República de Panamá, La Selecta recibió las distinciones “Grupo Orquestal Más Popular-1972”, “Orquesta Internacional Más Popular-1973” y el “Buho de Oro-1974”.

Mientras Raphy permanecía hospitalizado en Estados Unidos, en Puerto Rico hubo quienes lograron introducirse en el mercado de la “salsa” imitando y copiando el sonido y el estilo original de la Orquesta La Selecta. Por este motivo, Raphy decidió cambiar el sonido de su orquesta y en 1974 lanzó su cuarta grabación titulada “Herido”. En este super-éxito, Raphy expresa su indignación y lástima hacia aquellos que se aprovecharon de su desgracia para lograr el éxito de sus orquestas. Asimismo, los temas “Lamento Jíbaro”, “Dueña y Señora” y “Mentira”, composiciones de Raphy, ocuparon posiciones privilegiadas en las listas de éxitos.

En 1975, La Selecta grabó A Recorded Inferno, del cual popularizaron los temas “Voces del Africa”, “Despertar”, “Niñez” (Raphy Leavitt), “Danzón Guajira” (Felo Román) y “Soroco” (Luisito Maisonet).

Tituló su sexta grabación De Frente a la Vida. Una vez más, en 1976, La Selecta sentó la pauta al ser la primera orquesta de “salsa” que grabó un tema religioso. “El Buen Pastor”, son- montuno compuesto por Raphy, acaparó las ondas radiales en Puerto Rico, el Caribe y Estados Unidos y causó revuelo en Panamá, Venezuela, Colombia y México. Las composisiones “Viento” (Raphy Leavitt) , “Falsedades” (Raphy Leavitt / Carlos Torres) y “Te Arrepéntiras” (Jimmy Sánchez) ayudaron a consolidar el éxito de esta producción, con la cual obtuvieron su tercer Disco de Oro.

En el año 1977, La Selecta visitó por vez primera la República Dominicana y la República de Venezuela. Su presentación en el Teatro Agua y Luz en la capital dominicana sobrepasó todos los records de asistencia anteriores ante seis mil fanáticos de su música. En Venezuela, causó revuelo al presentarse en Caracas y en La Guaira ante un público ansioso por conocer a los creadores de “El Buen Pastor”.

En su album “Cosquillita” (1978), La Selecta dió a conocer al joven cantante Tony Vega con los temas “Cosquillita” (Raphy Leavitt), Sheila Taína” y “El Picaflor” (Jimmy Sánchez). El éxito de Tony ayudó a aliviar la presión que recaía sobre Sammy Marrero, quien había pegado e interpretaba prácticamente la totalidad del repertorio de la orquesta.

La Selecta realizó su última grabación para Discos Borinquen en 1979 con su album “Soledad”, del cual los temas “Corazón Malvado” (Raphy Leavitt), “Soledad” (Jorge Ayala). “Amigo Mío” y “Quién es Quién” (Jimmy Sánchez) cerraron con broche de oro una cadena de éxitos para este sello disquero.

Durante la década de los 80, La Selecta comenzó una nueva etapa en su carrera artística firmando con el sello disquero TH Records, para el cual realizaron tres producciones discográficas.

La primera de éstas, titulada Raphy Leavitt-La Selecta (TH-AM-2132) y realizada en 1981, contiene los éxitos “A La Sombra de un Flamboyán” (Raphy Leavitt) y “A Tropezón” (Jorge Ayala), vocalizados por Sammy Marrero. Esta producción también contó con la participación de los vocalistas Rafi Miranda y Roberto Ortiz.

El año siguiente, 1982, cónsono con la celebración de su décimo aniversario en la música, La Selecta grabó su segundo álbum para TH Records titulado Diez Años Sembrando Semillas en el Alma del Pueblo (TH-AM-2178). El mismo contiene los éxitos “Como el Moriviví” (Jorge Ayala), “Perla Mala” (Rolando Gorrín) y “Sólo Fuiste una Más” (Sammy Marrero), todos en la voz del tradicional Sammy Marrero. Asímismo, en este álbum Raphy dio a conocer el talento y la versatilidad en el soneo del jóven vocalista Carlos Ramírez, quien logró conquistar la aceptación y el reconocimiento de la fanaticada salsera con su interpretación de los temas “Cuando el Río Suena” y “Bella Flor”, composiciones de Raphy Leavitt.

En 1983, salió al mercado el álbum titulado Segundo Concierto de la Familia TH (TH-AMF-2244) en el cual La Selecta participó con el éxito “La Guiñaíta” (Raphy Leavitt), vocalizado por Carlos Ramírez.

En ese mismo año, La Selecta terminó su contrato de exclusividad con TH Records con la producción titulada “Siempre Alegre” (TH-AMF-2257). La misma contiene los éxitos “Siempre Alegre” (Manuel Jiménez), “Villa de Condenados” (Raphy Leavitt) y “Cositas Que se Olvidan” (Raphy Leavitt).

A finales de la década de los 80, Raphy Leavitt asumió el rol de productor independiente realizando dos producciones para el sello disquero de Bobby Valentín, Bronco Records.

Con el álbum titulado Somos del Son (Bronco-139), en 1986, La Selecta logró pegar fuertemente los temas “Somos el Son” (Víctor Rodríguez Amaro), “Primera Vez” (Raphy Leavitt), “Chiquilla” (Luis Marrero) y “La Cuica” (Peter Velázquez). Debido al éxito obtenido, La Selecta fue galardonada con el “Premio Diplo” como “Orquesta del Año-1986”.

Con su segunda producción para Bronco Records, identificada como Raphy Leavitt-Orquesta La Selecta (Bronco-146), La Selecta volvió a ocupar los “hit parades” con los éxitos “Amiga de Qué” (Luis Marrero) en la voz de Sammy Marrero, “Hombre Celoso” (Peter Velázquez) en la voz de Carlos Ramírez y “Calla Corazón” (Luis Marrero) y “Noche de Boda” (Braulio García) en la voz del novel Osvaldo Díaz, talentoso cantante de voz romántica y melodiosa, a quien Raphy dio a conocer en este álbum.

Raphy Leavitt comenzó la década de los 90 estableciendo su propio sello disquero, R.L. Records, con la producción titulada Provócame (RL-9001) en 1990.

Durante los años ochenta los temas eróticos se habían popularizado en la “salsa” y muchas veces su contenido sexual explícito llegó al extremo de herir la sensibilidad de la audiencia. Consciente del daño sicológico que la difusión indiscriminada de estos temas en los medios ocasiona en las mentes tiernas e indefensas de los niños (incluyendo a sus dos hijos), Raphy se propuso demostrar que las canciones de contenido sensual pueden ser exitosas sin tener que recurrir a la vulgaridad o a la pornografía para lograrlo. ¡Y así quedó demostrado!

Como consecuencia del éxito de las composiciones “Provócame” (Pedro Arroyo), “Fuego y Escarcha” (Luis Marrero) y “Pidiendo Más Amor” (Peter Velázquez), La Selecta mantuvo su sitial de preferencia en Puerto Rico, Estados Unidos y Centro y Sur América. Asímismo, logró entrar con fuerza en el mercado de España tras una campaña agresiva de promoción y distribución realizada por Discos Manzana.

En 1991, La Selecta debutó en España presentándose en el Palacio de los Deportes de Madrid con motivo de celebrarse el Tercer Concierto Coronas Rubio, en el Estadio de Fútbol de Isla Palmas (Gran Canaria) y en la Plaza de Toros de Tenerife ante miles de fanáticos del género en cada presentación.

El éxito de “Provócame” en España fue tal que el sello disquero BMG-Ariola, división de España, incluyó esta composición en la compilación Super Exitos del 90.

Al cumplirse el vigésimo aniversario de la orquesta, en 1992 Raphy Leavitt produjo para su sello disquero, RL Records, su décimosexta grabación titulada 20 Años Después (FRAMA-1014), cediendo los derechos exclusivos para los mercados de Puerto Rico y Estados Unidos continentales al sello disquero puertorriqueño Frama Productions, reteniendo para sí todos los derechos para los mercados internacionales.

Si un Amor se Va” (Raphy Leavitt), “Me Voy a Declarar” (Morist Jiménez Marín) y “Estamos Atados” (Carlos Ramos) fueron los éxitos más sobresalientes de esta producción, en adición a “El Comienzo” (Raphy Leavitt), una re-grabación a la manera de “medley” de las composiciones “Payaso”, “Jíbaro Soy” y “La Cuna Blanca”, en la cual participó el destacado cuatrista puertorriqueño Eligio (Prodigio) Claudio Díaz.

En 1993, La Selecta regresó al continente europeo en jira artistica por las ciudades de Zurich (Suiza), Frankfurt y Nurnberg (Alemania), Milano (Italia) y París (Francia). Todos quedaron sorprendidos con la asistencia masiva a cada uno de los eventos. Sin lugar a dudas, la música de La Selecta había superado las barreras del idioma. Más aún, la insistencia de la prensa, radio y televisión en realizar entrevistas era indicativo de un deseo genuino por conocer a profundidad el historial de la orquesta.

El 21 de junio de 2002, La Selecta sentó un precedente más en la celebración de su 30 Aniversario en el Anfiteatro Tito Puente (San Juan, Puerto Rico) al integrar elementos del teatro a su concierto musical. Raphy logró combinar con acierto la utilización de monólogos y diálogos, en prosa y en verso, narraciones pre-grabadas en la voz de Marianito Artau, como así también el baile y la coreografía integrando al espectáculo a la compañía de teatro “Agua, Sol y Sereno” de Pedro Adorno, quienes además de participar en varios segmentos de actuación también impartieron alegría y colorido al mismo con sus zanqueros y cabezudos.

En unión al cantautor de la música típica puertorriqueña, Andrés Jiménez, a los raperos Héctor y Tito, al cuatrista Eligio “Prodigio” Claudío y al guitarrista Manolo Sastre, La Selecta fue pionera en presentar en el Anfiteatro Tito Puente un espectáculo a la altura de un Centro de Bellas Artes haciéndolos merecedores del reconocimiento por la prensa puertorriqueña como uno de los diez mejores espectáculos del 2002.

El concierto fue grabado en doble disco compacto titulado Raphy Leavitt-Orquesta La Selecta: 30 ANIVERSARIO.LIVE para el sello disquero V.I. Music, quienes en unión a Javier “Cholo” Gómez produjeron el evento. Universal Music hará la distribución de esta grabación. Esta producción contiene los veinte (20) super-éxitos más sobresalientes de La Selecta, re-grabados en formato totalmente digital y un manual de 16 páginas a todo color con fotos del concierto y los datos biográficos de su trayectoria.

La excelencia total de esta producción la hizo merecedora del galardón “Mejor Grabación: Salsa” de la Décima Edición de los Premios Tu Música celebrada en el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré el día 19 de agosto de 2003.

Asimismo, este concierto quedó plasmado para la historia en el vídeo “Raphy Leavitt y su Orquesta La Selecta: 30 Años de Historia Musical” realizado por TUTV (canal de televisión del Gobierno de Puerto Rico) y el mismo estará disponible para la venta en un futuro cercano.

Varios artistas de fama internacional han interpretado varias de las composiciones de Raphy Leavitt en grabaciones y /o en espectáculos masivos, a saber: Daniel Santos - “Payaso” y “Jíbaro Soy”, Joe Quijano-"Payaso", Gilberto Santa Rosa-"Payaso" y “Jíbaro Soy”, Manny Manuel-"Payaso", “Prodigio” Claudio-"La Cuna Blanca” (instrumental), Kevin Ceballo-"Jíbaro Soy” y, reciéntemente, Marc Anthony-"Jíbaro Soy”.

A lo largo de su trayectoria musical, La Selecta ha sido reconocida como una de las instituciones orquestales de mayor arraigo y popularidad en el mercado local e internacional. Sus éxitos no se han limitado a una época determinada en la historia, sino que continúan cosechando frutos en el alma de nuevas generaciones.