Buscar

 Portada 
 Historia 
 Instrumentos 
 Géneros 
 Artistas 
 Ensayos 
 Audio clips 
 Letra/canciones 
 Mr Salsa   
 Glosario 
 Enlaces 
 Referencia 
 Sobre este sitio 
 FAQ 
Vea la lista de páginas nuevas
Contáctenos  |  Suscríbase



Imprimir

Ensayos

La Colaboración de Willie Colón/Rubén Blades en Fania Records

Siembra - página 4       Maestra Vida - página 6

En 1988, Rubén pondría una nueva versión en el álbum intitulado "With Strings" (Con cuerdas) que, como su nombre lo indica, fue grabado con una orquesta de cuerdas. Dulzona y kitsch, sólo mantiene la línea de la melodía original, transformando la canción en un lánguido bolero.

Willie Colón/Rubén Blades

With Strings

Las otras canciones del disco, "María Lionza", "Ojos" y "Dime", las tres excelentes, no son tan diversas como aquellas del álbum "Metiendo Mano". En aquellos tiempos, era común grabar discos que incluyeran un poco de todo (como se hace nuevamente hoy en día). Uno recordaría el bolero y la rumba del disco anterior. Nuevamente esta es una de aquellas obligaciones comerciales que tenían al duo sin cuidado, grabando aquí un disco coherente, con una unidad verdadera, y cerrando el círculo de una cierta manera: las dos canciones con mensaje ubicadas al inicio y al final. Un modo de diseñar el disco que sería completamente explotado, dos años más tarde, en subsiguientes grabaciones.

El Cantante (Héctor Lavoe) letra : 1978, año en el que saliera a la venta "Siembra", es también el año en que Héctor Lavoe lanzara el álbum "Comedia". Producido por Willie Colón, este disco contiene una canción escrita por Rubén Blades que él mismo hubiera deseado usar. En un momento en el cual Héctor Lavoe tenía que relanzar su carrera luego de muchos problemas personales, Rubén decidió ofrecérsela, seguro de que Héctor haría de esta algo bueno. Cuando uno recuerda que Rubén escribió 6 de las 7 canciones del álbum "Siembra", uno podría suponer que "El cantante" fue originalmente pensada para ser grabada en aquél, y que fue intercambiada con alguna otra escrita originalmente para Héctor. Es una simple suposición de mi parte, porque nunca encontré nada que lo confirmara.

A todo esto, "El cantante" es LA canción que todos asocian a Héctor y constituye, con su arreglo para violines de 10 minutos 20, un excelente ejemplo de lo que uno puede hacer con instrumentos de cuerda sin caer en algo comercialmente kitsch. La letra habla sobre el papel del cantante y la dificultad de asumirlo. El público espera por él para que, durante el tiempo del concierto, le haga olvidar sus tristezas y problemas mientras que nadie se preocupa por saber si él mismo, el cantante, es feliz.

Willie Colón/Rubén Blades

Doble Filo

En 1986, Rubén se reapropia de la canción en el álbum "Doble Filo". En su versión, los violines desaparecen y el ritmo es un poco más enérgico. Comparar las dos piezas, en particular los "soneos" de ambos cantantes, es una experiencia muy interesante sobre todo para alguien que no sabe mucho de salsa. Como vimos en la pieza anterior, el cantante tienen una parte, el "montuno" en la cual improvisa su texto, su ritmo y su melodía, dando rienda suelta a su imaginación y a sus cualidades como intérprete.

Es obvio que, durante la grabación del disco, esta parte no es realmente improvisada. Pero los soneos no forman parte de la letra de la canción. Aunque estén preparados y no improvisados, es el cantante quien decide al respecto. Y en este caso de "El cantante", los soneos de Héctor, casi líricos, y los de Rubén, más rítmicos, le dan a la canción un color completamente diferente.

Más allá de las simples diferencias musicales, es en el texto que éstas se hacen notables. Héctor responde a sus críticos, cita a los músicos que lo inspiraron y retoma el tema del texto que le precede, insistiendo en el hecho de que, mientras canta, ayuda al público a olvidar sus problemas. Por su parte, Rubén usa los soneos para explicar qué lo hace cantar: describir la vida en los distritos populares de las grandes ciudades de toda América, de Sur a Norte, y ser la voz de una población a la que nunca se le ha dado voz. Una profesión de fe que hace posible entender la carrera política que Rubén desarrollaría algunos años más tarde.

Los años siguientes parecen dedicados ( a parte de la publicación de un álbum individual por cada uno de los artistas), por lo que pude juzgar*, a un tour por toda América. En Nueva York, la acogida fue excelente, y los conciertos trajeron consigo algo más que los grupos de siempre concentrados en el baile. Pero fue en Latinoamérica que el suceso fue enorme, pues el público tenía la impresión de recibir finalmente a un grupo al que no sólo le importaba lo que pasara en Puerto Rico o Nueva York.

El 10 de febrero de 1979, de manera independiente, Rubén y Willie toman parte, junto con Héctor Lavoe, Celia Cruz y Tito Puente, en uno de los conciertos más importantes en la historia de la salsa conocido con el nombre de "La Combinación Perfecta", en Radio City Music Hall de Nueva York.

Siembra - página 4       Maestra Vida - página 6

Otros websites de este publicador: jimserrat.com  carletteandjim.com




Arriba